sábado, 28 de maio de 2011

Da Coerência

Mais um excelente artigo do Prof. Miguel Ángel Santos Guerra El loro que pedía libertad (21.05.2011) que remete para o Valor da Coerência. Como infere Santos Guerra, no âmbito educativo é fundamental falar com os atos. Ensinamos como somos, não como dizemos aos outros que têm que ser. Não há forma mais bela e mais eficáz de autoridade que é o exemplo.

Excerto do artigo:

"Todo el mundo conoce a personas que niegan con los hechos aquello que predican, reclaman y aconsejan con la palabra. Dicen que es muy importante la libertad pero están atenazados por mitos, estereotipos, mandatos y esclavitudes de diverso tipo que impiden ejercitarla. Dicen que es muy importante luchar contra la injusticia pero son ellos mismos quienes la siembran por doquier. Dicen que es fundamental el respeto a las mujeres desde una óptica de igualdad, pero ellos se pasan la vida agrediendo a su pareja.

Me refiero a las personas que dicen que es muy importante la solidaridad pero que no son capaces de desprenderse de un euro acogiéndose a las disculpas más diversas. Que hablan de la responsabilidad pero que no son capaces de actuar con un mínimo sentido del debe. Que sermonean sobre la importancia del esfuerzo pero que no son capaces. de levantarse puntualmente.

Se trata de personas, en definitiva, que hilvanan un discurso coherente y fundamentado sobre los valores pero que no son capaces de llevar a la práctica aquellas ideas y propuestas que tenían tanta consistencia y tanta belleza en los labios.

Es el caso de los sacerdotes que predican desde el púlpito la castidad y que están instalados en odiosas prácticas de pederastia. Es el caso de los políticos que hablan de justicia y tienen las arcas rebosantes de lo que han robado a sus conciudadanos. Es el caso de los profesores que invitan a sus alumnos a ser apasionados lectores y son incapaces de leer un libro de cincuenta páginas. Mejor sería que se callasen. No, mejor sería que hubiera coherencia entre los hechos y los mensajes que lanzan a los demás,. ¿Qué sentido tiene un discurso que contradicen los hechos?"

Sem comentários: