domingo, 28 de junho de 2009

Ser professor, hoje


O artigo semanal de Miguel Ángel Santos Guerra (27.6.2009). Ser professor: desafios, perfil, formação, selecção,...



Se han celebrado las oposiciones al cuerpo de maestros y de maestras. Difícil tarea la que han tenido que realizar los miembros de las Comisiones de selección. Muchas personas que aspiran a una plaza y pocos puestos para ser ocupados por los angustiados aspirantes. Largas horas de estudio, sesiones de preparación en academias, ejercicios que no sé si demuestran mucho de lo más importante que habría que tener en cuenta. ¿Cómo debe ser el maestro?, ¿qué competencias tiene que dominar?, ¿cómo se puede discernir en esas pruebas si de verdad las posee?… Pero, sobre todo: ¿cómo saber quién es la persona que está dispuesta a trabajar de manera esforzada y amorosa año tras año, a pesar de las dificultades? ¿Cómo reconocer al que sólo busca un modus vivendi sin que le importen un comino los niños y las niñas, y mucho menos, la tarea que va a realizar en la escuela de por vida?…

El proceso de socialización de los maestros es un asunto de extraordinaria importancia. Desde mi punto de vista, habría que destinar a la educación a las personas más valiosas, más comprometidas, más equilibradas y más inteligentes de la sociedad. Habría que acabar con ese estado de opinión que viene a decir que quien no vale para otra cosa, vale para la enseñanza.

También sería conveniente revisar el estatus indefinido del funcionario. Hay quien piensa que, una vez superadas las oposiciones, todo ha terminado, que ya puede dedicarse a descansar. Hay quien piensa que ese aprobado es el final de una carrera, no el comienzo. En un momento de crisis como éste, tener un puesto de trabajo de por vida es una bicoca extraordinaria.

María del Mar Romera, magnífica pedagoga y estupenda amiga, me transmitía hace unas semanas su honda preocupación por el proceso de selección de maestros y maestras. No le faltaba razón. Ella conoce muy de cerca lo que sucede y sabe de injusticias y de limitaciones. No se puede olvidar que ese filtro deja pasar al sistema, de manera definitiva, a quienes van a realizar la tarea más delicada, más importante y más difícil que se e ha encomendado al ser humano en la historia: trabajar con la mente y con el corazón de los niños y de las niñas.

1 comentário:

ARTISTA MALDITO disse...

Olá Fátima

Pela relevância dada à educação este blog tem todo o merecimento em receber o prémio Lemniscata. É com todo o gosto que lho ofereço.

Beijinho
Isabel