sábado, 12 de janeiro de 2008

A dimensão Afectiva do Ser

O último artigo de Miguel Ángel Santos Guerra (12.01.2008) é um desafio à escola, aos professores… à valorização do desenvolvimento afectivo das crianças, adolescentes e jovens. Um olhar sobre a dimensão afectiva e a dimensão cognitiva, como duas faces da mesma moeda, ou seja, como duas dimensões do mesmo Ser Humano e que não se podem separar quando ensinamos.
Aqui fica um excerto, e remeto para a leitura integral:


La escuela ha sido siempre el reino de lo cognitivo, no de lo afectivo. Como dice Filliozat en su libro “El corazón tiene sus razones”: “En el colegio se aprende historia, geografía, matemáticas, lengua, dibujo, gimnasia… Pero, ¿qué se aprende con respecto a la afectividad? Nada. Absolutamente nada sobre cómo intervenir cuando se desencadena un conflicto. Absolutamente nada sobre el duelo, el control del miedo o la expresión de la cólera”.

Alguien me dirá que lo importante es obtener buenos resultados en el Informe PISA, que lo demás son tonterías. No lo son. ¿Puede ser una tontería aquello que nos hace ser felices o desgraciados? El día que el Informe PISA se preocupe por valorar las actitudes y los valores, otro gallo nos cantará. Y además, para obtener buenos resultados en ese dichoso Informe o en cualquier otro, es necesario cultivar una disposición emocional favorable al aprendizaje. El verbo aprender, como el verbo amar, no se pueden conjugar en imperativo.

Sem comentários: