sábado, 15 de dezembro de 2007

O valor de SER PESSOA


Mais um valioso contributo de Miguel Ángel Santos Guerra. Um artigo sobre um tema que nos preocupa – “O TER em detrimento do SER”. Neste caso particular, o foco incide sobre a imagem, a auto-imagem e o valor da aparência e os perigos subjacentes que se podem converter em caminhos auto-destructivos, com particular incidência na fase da adolescência.

¿Sirena o ballena?
La tiranía de la belleza está causando estragos entre las jóvenes. La consigna que emana de la cultura neoliberal y que hipertrofia el valor de la imagen es la siguiente: “Si no eres hermosa, si no eres alta, si no eres delgada, nadie te querrá”. La importancia de la moda, el valor de la apariencia, el dominio decisivo del diseño están convirtiéndose en las prioridades obsesivas. Adquirir y mantener una buena línea, ofrecer una imagen hermosa, estar a la moda estéticamente son aspiraciones que cotizan muy alto en el mercado de los valores. Todo sacrificio se da por bueno para alcanzarlas. Todo el dinero es poco para conseguirlas.

No quiero ni imaginar el infierno en el que viven muchas adolescentes, obsesionadas por su imagen. Se trata la adolescencia de una etapa crucial en la que cristaliza la personalidad y se fragua la autoimagen. Una etapa en la que la persona necesita valer para alguien. Y valer ante sí misma. ¿Qué sucede con las jóvenes que no se aceptan, que se odian, que no soportan la imagen que proyectan en el espejo de los demás, que quieren ser otra persona para ser felices?

(…)
¿Qué pasa con las verdaderas cualidades de la mujer o, mejor dicho, con las verdaderos valores del ser humano? ¿No importa nada ser inteligente, trabajadora, generosa, bondadosa, honesta, noble, servicial, compasiva, solidaria…? ¿Son éstos adornos intrascendentes ante el hecho fundamental que es estar delgada, ser alta, ser guapa, ser atractiva? Claro que la cuestión afecta también a los hombres, Alguien preguntó que por qué tenían más éxito las guapas que las inteligentes y con sorna contestó la interpelada: “porque hay más hombres tontos que ciegos”.

Sem comentários: